BuzzFeed News

Reporting To You

Miles de personas quedaron sin gas después de una explosion fatal en este vecindario de Texas

Residentes de Dallas dicen que están frustrados por la falta de información compartida por Atmos Energy — y que temen otro accidente fatal.

Posted on March 6, 2018, at 2:54 p.m. ET

Uno de los hogares dañados en el noroeste de Dallas, Texas.
NBC5 / Via nbcdfw.com

Uno de los hogares dañados en el noroeste de Dallas, Texas.

Después de una pérdida de gas que provocó dos incendios y una explosión que mató a una niña de 12 años el 23 de febrero; los residentes del vecindario de Dallas, Texas, están furiosos porque la compañía de gas no les dio explicaciones ni les aseguró que no pasará otra tragedia similar.

La compañía, Atmos Energy, anunció la semana pasada que se desconectará el gas en 2.800 hogares de la zona por un período de tres semanas mientras cambian los gasoductos. En un comunicado de prensa, la compañía sugiere que las “lluvias extraordinarias y condiciones geológicas únicas” causaron el incidente.

Después de una semana tensa, esta noticia frustró a los residentes. Más de 400 casas y apartamentos fueron evacuados, y cientos de personas tuvieron que alojarse en hoteles pagados por la compañía de gas. Una escuela primaria tuvo que evacuar a sus 730 alumnos durante todo un día, y una reunión en el ayuntamiento terminó en fuertes reclamos a Atmos, que casi no contestó las preguntas.

No fue hasta la noche del jueves la semana pasada — después de esperar en filas por horas en centros de recreación locales — que algunos residentes pudieron hablar cara a cara con representantes de la compañía y recibieron dinero para cubrir la falta de gas. Sin embargo, aún no saben cuándo podrán estar seguros en sus hogares.

“Ahora mismo no sabemos nada, y es muy frustrante” Danaë Martínez, de 34 años que vive hace 27 años en el barrio mayormente Latino del noroeste de Dallas, le dijo a BuzzFeed News. Una noche la semana pasada, Martínez hizo fila por tres horas para recibir un cheque para comprar calentadores y otros artículos para reemplazar los aparatos a gas.

Este tipo de accidentes no es común en los Estados Unidos. De acuerdo a datos del gobierno federal, la cantidad de accidentes en gasoductos que causan muertes y heridos bajó dramáticamente, de 65 en 1998 a 25 en 2017. Es probable que se deba a varios cambios, desde la instalación de caños nuevos, un refuerzo en la seguridad y la creación de nuevas medidas de seguridad para gasoductos.

Pero todavía hay una alta cantidad de accidentes en caños de gas, incluso accidentes que terminan dañando propiedad privada o el medio ambiente. Una gran causa de accidentes es el desgaste en los caños, como sucedió en Dallas.

Atmos Energy tiene varios antecedentes de problemas con sus caños en Texas. Entre 2011 y 2016 la compañía tuvo que pagar por lo menos siete penalizaciones por violar las reglas de seguridad estatales, un total de $145.000, según los registros en línea consultados por BuzzFeed News. Estas violaciones incluían no reparar pérdidas de gas a los seis meses de su detección, no seguir protocolos de respuesta ante emergencias y no completar adecuadamente sus registros.

Atmos convocó a reguladores estatales y federales para investigar lo que pasó en Dallas, pero este proceso podrá demorar más de un año. (Atmos no respondió las preguntas de BuzzFeed News sobre la pérdida de gas y la investigación).

Un mapa muestra las dos casas incendiadas y la casa donde tuvo lugar la explosión.
Atmos Energy and NTSB

Un mapa muestra las dos casas incendiadas y la casa donde tuvo lugar la explosión.

Los problemas del noroeste de Dallas comenzaron el 21 de febrero, cuando una casa se incendió en Durango Drive, una calle tranquila habitada por familias y residentes de largo tiempo. El día siguiente hubo otro incendio a unas casas de distancia. Luego, a las 6:45 am del viernes, una tercer casa explotó en Espanola Drive, a una calle de distancia de ambas casas: la explosión mató a Linda Rogers, de 12 años e hirió por lo menos a cuatro personas.

Julie Treviño, de 23 años, vive con su abuela en Durango Drive. Recuerda haber sentido la explosión pero no supo qué pasó. “Pensé que era un terremoto”, le dijo a BuzzFeed News en un mensaje de Facebook. “No me imaginé que a una calle de distancia había muerto una niña de 12 años”.

A las horas se evacuaron las manzanas más cercanas a la explosión. Trasladaron a los residentes a zonas seguras, y los cientos de empleados y estudiantes de la escuela primaria Stephen C. Foster fueron reubicados a las escuelas intermedias y secundarias más cercanas.

Treviño salió de su casa esa mañana para hacer las compras, y al volver fue detenida por la policía. “Los oficiales nos dijeron que no podíamos entrar en nuestros hogares por una pérdida de gas”, dijo, y agregó que al rato le permitieron entrar a su casa para sacar algunas cosas — pero solo acompañada de un bombero “ya que no sabían si era seguro o no”.

Les permitieron volver el sábado, pero sus hogares ya no tenían gas. Este jueves recibió un cheque de Atmos para comprar calentadores, hornallas eléctricas y un horno eléctrico — accesorios que suplanten la falta de gas. Al preguntarle si se sentía segura, Treviño dijo que su abuela sí, “pero yo no”.

Su mayor preocupación, al igual que muchas de las personas que trabajan y residen en la zona, es la falta de información de parte de Atmos. Dice que también le preocupa que la compañía comenzó su trabajo de reparación en calles en las que no hubo incendios.

“¡Sólo quiero saber cuándo comenzarán a trabajar en Durango y Espanola Drive! Trabajan en las calles cercanas a las nuestras, pero no aquí”, dijo.

Fila de residentes a la espera de información sobre las reparaciones del gasoducto.
Danaë Martínez

Fila de residentes a la espera de información sobre las reparaciones del gasoducto.

Los residentes se enojaron en una reunión del ayuntamiento en la escuela primaria Foster la semana pasada, en la que oficiales y representantes de Atmos contestaron preguntas de la comunidad.

“Quisimos que todas las personas interesadas tengan la misma información”, dijo a BuzzFeed News el Vicealcalde previsional Adam Medrano. Medrano explicó que llegaron a su oficina montones de quejas de residentes “sobre la falta de comunicación con Atmos y que la compañía no se comunicaba con ellos a tiempo, o en absoluto”.

“Ahora mismo no confían en Atmos. Están asustados” — a pesar de que Atmos reparara el gasoducto y les dijera que es seguro volver a sus hogares, agregó.

Atmos declaró en el ayuntamiento que reemplazará 2,5 millas de gasoductos y cubrirá el alojamiento y gastos de las más de 300 personas que seguían evacuadas hasta ese momento. La compañía también dijo que repartió hasta $170.000 para las familias afectadas.

Sin embargo, según Treviño cuando los residentes preguntaron sobre las causas de los accidentes, Atmos no tuvo respuesta.

“Estuvo bien, y nos dieron información. Pero eran datos que ya sabíamos” dijo, y agregó: “todos se enojaron y comenzaron a gritar a la señora de Atmos”. Despues de notar que no iba a poder preguntarle nada, Treviño se marchó antes del fin de la reunión.

Se le pidió a Atmos que brindara asesoramiento, sobre todo para los niños de la comunidad que que conocían a chica que murió, Linda Rogers. Otro residente recomendó que luego de las reparaciones se instalen detectores de gas en todas las casas para que las familias se sientan más cómodas y puedan controlar la seguridad de sus hogares.

Pero según Omar Narvaez, miembro del consejo, el pedido más común fue que Atmos mejore su comunicación, especialmente en español.

“Es importante que toda la información [de Atmos] sea traducida”, dijo Narvaez, y agregó que escuchó a muchos residentes quejarse de que les costaba obtener respuestas en español a sus preguntas. Estos últimos días la compañía comenzó a proveer más información, comunicados de prensa y alertas públicas en español.

Martínez, que habla inglés y español, se enteró que el gas en su hogar sería cortado el jueves a la mañana a través de la radio. Para saber más detalles, dice que llamó a la línea de atención de Atmos Energy al menos 10 veces entre las 5:30 y las 7:30 a.m., y no pudo comunicarse. “Llama durante un largo rato, luego suena como si la línea estuviera ocupada y después te cortan la comunicación”.

Keith Holloway, representante del consejo federal de seguridad nacional de transporte, dice que la agencia está investigando la explosión fatal y si los otros dos incendios fueron incidentes relacionados.

La compañía ahora echa la culpa de los escapes de gas a la geología local y el clima, basada en el reporte de un geólogo contratado por ellos mismos; para los oficiales federales, esta es sólo una de varias teorías para considerar.

Además, los oficiales identificaron un escape de gas en el llamado “servicio de conexión en tee” de la casa que explotó, y se enviará un fragmento de este gasoducto para examinar en un laboratorio de Washington, D.C. También planean revisar llamadas al 911, al 311 y a la compañía antes y después de los incidentes.

Una foto del gasoducto defectuoso, con etiquetas de evidencia de la NTSB. Se envió material a Washington, D.C. para un examen en profundidad.
NTSB

Una foto del gasoducto defectuoso, con etiquetas de evidencia de la NTSB. Se envió material a Washington, D.C. para un examen en profundidad.

Al finalizar esta investigación, que podría tardar más de un año, la NTSB publicará un reporte del accidente que probablemente incluirá recomendaciones de seguridad para la compañía de gas.

Mientras tanto, reguladores estatales intentan descubrir si Atmos Energy violó reglas de seguridad. “La RRC busca determinar si existieron violaciones a nuestros protocolos de seguridad para gasoductos”, dijo en un mail a BuzzFeed News Ramona Nye, representante de la agencia.

“Sólo espero que durante estas tres semanas en las que nos dejarán sin gas, se den cuenta… lo mucho que dañan las vidas de estas personas”, dijo Martínez sobre Atmos Energy. “Espero que consideren que somos personas, no solo cuentas bancarias”.

ADVERTISEMENT